Now Reading
Los concursos de belleza, ¿hacen sentido en el 2021?

Los concursos de belleza, ¿hacen sentido en el 2021?

Hay hartas cosas que veía normales hace unas décadas y hoy digo, ¿en qué estábamos pensando? 

  1. Sea World, delfinarios, acuarios y zoológicos. 
  2. Fumar en espacios cerrados. 
  3. Concursos de belleza. 

Se armó un pedote en mis redes sociales porque me expresé al respecto sobre el concurso de Miss Universo. Yo no sabía que todavía existía pero estaba cenando en un restaurante, la tele estaba prendida y me volteé con mi novio y le dije: ¿Por qué existe un concurso sobre quién es la más guapa? 

Así que subí un post a mi Instagram con esa duda, y me llovió. Mujeres indignadas que me dijeron que quién era yo para juzgar, varias cuentas de belleza diciéndome que las dejara en paz, que cada quien tiene sus propios sueños, que dónde quedaba mi feminismo… 

Paréntesis: En la cuenta de @sororamx pusieron esto: Solo para recordar que problematizar una competencia como #MissUniverso no es agredir ni criticar de forma personal a la actual ganadora, es señalar la violencia simbólica que estas competencias permean. Y no nos saquen la carta de Sonoridad, recuerden que la sororidad es un pacto político entre mujeres para transgredir las estructuras que mantienen el sistema patriarcal y una de esas estructuras son los estándares de belleza hegemónicos y para el consumo del hombre.

Yo siempre he dicho que cada quien haga lo que se le pegue la gana, solo me salta que en pleno 2021, donde hemos luchado hasta el cansancio para que se eliminen los inalcanzables estándares de belleza, siga habiendo un concurso donde gana la más guapa. “No Romina, cada vez están más preparadas”. Dicen que Miss Universo es un concurso inclusivo pero para entrar necesitas ciertos requisitos : que la concursante sea mujer legalmente, ¿y si es mujer trans?, que su país la reconozca como mujer, que tengas entre 18  y 28 años de edad, que nunca hayas estado casada ni embarazada. Dicen que no hay mínimo ni máximo de estatura ni de peso. En las competencias deportivas también entran requisitos y gana el que llegó a la meta, no la que los demás jueces (que sepa quienes son) la eligieron. ¿En base a qué? 

Hasta hace unos años el desfile de Victoria’s Secret era EL evento. Los artistas se peleaban por cantar en la pasarela y todos lo que lo veíamos, decíamos: Qué pedo con el cuerpo de Alessandra Ambrosio. Wow las piernas de Adriana Lima. Kendall Jenner es Dios. No veíamos que era un evento donde solamente te venden una idea de belleza, la cual, es imposible de llegar (en mi caso por mi 1.59 para empezar). Y luego vinieron a decirnos: Vean, ¡sí somos inclusivos! ¡Tenemos modelos curvy! Bárbara Palvin no es plus size, es talla 6 y si eso es ser tallas extras, tenemos un pedo enorme de dismorfia. 

He sido muy terca con fijarnos en las historias que nos cuentan porque de ahí vienen todos nuestros pedos (o la mayoría). ¿Qué consumimos? ¿Qué ideas te contaron sobre la belleza? ¿Quién es fea y quién es guapa? 

En mi prepa había ese tipo de concursos, las listas a fin de año para premiar a la gente por ser guapos, o populares, o mujeriegos, o fiesteros, o estudiosos. Al final, ahí te metían, te clasificaban, y así crecimos varias de nosotras, pensando que nuestro valor como personas estaba en cómo nos veíamos. 

No estoy peleada con querer verte bien, con cuidarte todos los días y llevar una dieta (no comparto pero ok), que te pongas botox y te untes cremas, que cuides tu peso y tu salud. Todo eso está perfecto. Lo que me parece extraño es que quieras competir con otras mujeres para ver quien se ve mejor. Que no sea por ti sino por los demás. Que la belleza sea admirada únicamente en cuerpos altos, flacos, y con piernas kilométricas. Y no lo digo por ardida, claro que esas mujeres son de admirarse y soy la más fan de reconocer la belleza física pero debe de ir más allá y que no sea un ejemplo para las nuevas generaciones de: “Solo si te ves así vas a obtener el reconocimiento del mundo entero” o “Solo si cumples esta lista puedes pertenecer al club”. 

El patriarcado es tan inteligente que tiene maneras bastante sutiles de dejarnos claro a las mujeres cuál es nuestro papel en la sociedad. Es tan hijodelachingada que refuerza los estereotipos para que nosotras enfoquemos nuestra energía en lo que no tenemos en vez de lo que sí tenemos. Es un recordatorio de que vales por como te ves. “Pero Romina, hablan seis idiomas”. Si, felicidades, no lo hago menos, solo que no es un concurso de inteligencia ni de propuestas porque si así fuera todos los cuerpos y las edades serían bienvenidas (aunque dicen que no se fijan en los cuerpos, ¡par favar! Solo hay que ver quienes son las elegidas). 

Nos meten en la cabeza desde que somos unas pequeñuelas a competir con la otra y por cosas turbo tontas (es mi opinión y mi columna) como ver quien es la más guapa del grupito de amigas, o la de mejor cuerpo, o la que mejor pelo tiene… ¡Puras cosas que no suman en lo absoluto! Y de esas cositas que no tienen tanta importancia, aparentemente, comenzamos a resentir a nuestras mujeres más cercanas. 

Que bueno que de eso hablamos esta semana (fíjate la casualidad, mana). Gaby Navarro y La Pinche Fer que son lo mega máximo son mis invitadas y tienen harto que decir sobre el tema de los celos y la envidia entre amigas. 

En fin, no porque yo haya expresado mi inconformidad se va a acabar el concurso, solo lo pongo sobre la mesa para que nos cuestionemos, ¿cuál es el objetivo de un concurso así? ¿En qué nos suma a las mujeres? ¿Tenemos TODAS la capacidad de verlo como mero entretenimiento? Quisiera conocer tu opinión en este post de Instagram. 

Felicidades a Andrea Meza, la mexicana que ganó. Espero que utilice esta plataforma y las puertas que se le van a abrir para realizar los proyectos que tiene en mente. Que de algo sirva andar en tacones durante un año entero.