Now Reading
El efecto de una mala foto de las Kardashians

El efecto de una mala foto de las Kardashians

Hace unos días se armó un drama mediático liderado (una vez más) por las reinas de las redes sociales, ¿quiénes? Nada más y nada menos que el clan Kardashian. Y es que después de que una de las asistentes personales de la familia filtró una foto sin edición de Khloe Kardashian en bikini, su familia y todo su equipo legal empezaron una lucha digital por intentar desaparecer la fotografía del internet. 

Suena como un suceso ridículo tomando en cuenta que todas y cada una de las Kardashian (y Jenner) han construido su reconocimiento y fortuna por medio de lucrar con su físico, siendo trendsetters dentro de la industria de la belleza y moda, e incluso sus perfiles de Instagram están full de fotos en bikini, vestidos, body suits etc. Donde constantemente presumen su figura casi esculpida por Miguel Angel…¡y es que ahí está la cosa! La foto filtrada de Khloe inmediatamente se hizo viral porque no se le veía  con su figura “perfecta” como siempre acostumbra en sus publicaciones, más bien mostraban una mujer imperfectamente normal.

Recuerdo hace unos años cuando la tendencia corporal y de belleza femenina se inclinaba hacia las modelos altas, rubias y sumamente delgadas de las pasarelas; tiempo después y con este “boom” de la diversidad corporal nos dijeron que teníamos más libertad, sin embargo el sistema obviamente iba a encontrar una forma de colarse para seguirnos haciendo sentir inseguras y podernos vender un paliativo para nuestra imperfección, ahora en presentación de un estereotipo de mujer latina (que al parecer ahora las latinas somos de molde, como si no existiera la diversidad), voluptuosa, con curvas perfectas ¡ah pero con cintura diminuta!, labios carnosos y pómulos prominentes ¡peeeroo con facciones finas! Ridículo ¿no?

Más allá de los chismes y críticas alrededor de Khloe Kardashian, esa foto me hizo detenerme por unos segundos y agradecer que se haya filtrado porque me dio la epifanía ideal “ni las Kardashians –las líderes de este ‘nuevo’ estereotipo de belleza– son perfectas”. Ni con todos esos millones de dólares en cirujanos, alimentación, productos de belleza, entrenadores personales y tratamientos han logrado llegar al nivel máximo de perfección. ¿Será porque simplemente no existe?

Nunca he sufrido de dismorfia, sin embargo conozco personas quienes sí lidian con este trastorno. Sé lo doloroso que puede llegar a ser para ellxs los estereotipos físicos; es por eso que, si para mi, una mujer “normal” que no batalla en su dia a dia con su percepción corporal puede llegar a alterarme, imagínate el dolor y daño que este mundo de ilusión en Instagram lleno de fotos de filtros, poses impecables, lugares exóticos y con cuerpos magníficos pueden llegar a causar. 

Esta foto filtrada va más allá de reforzar la idea de “no hay mujeres feas, solo pobres” (que pésimo suena, ¿no?) y tampoco es relevante regresar al discurso de que “las mujeres naturales son las mejores” porque ese es otro juicio tóxico. Ni siquiera estoy en contra de las cirugías plásticas ni lo estaré, si puedes hacerte algo que te haga sentir más guapa ¿por qué no? al final estás invirtiendo en ti y si no quieres también está bien ¡la belleza no es hecha a molde! 

Así que, como canta Kendrick Lamar (uno de mis raperos favoritos) I’m so fuckin’ sick and tired of the Photoshop. Show me somethin’ natural like ass with some stretch marks! Romper la ilusión de instagram de vez en cuando ¡es necesario y sano! a veces una se aburre de tanta mentira de perfección. Levantarte en la mañana y aceptar de la mejor forma que te salió un granito por acné, que tienes ojeras porque te la has pasado en chinga en la semana, que existe la celulitis y probablemente esa lonjita no se te va ir haciendo la dieta más perra y 100 abdominales diarias. Aceptar tus imperfecciones te libera (¡y ojo es un proceso, no un suceso! Tampoco te frustres si te toma tiempo aceptarte), y al contrario de Khloe Kardashian que le afectó tanto romper esa ilusión y se vio en la necesidad de hacer un instagram live para mostrar sus abs perfectas y desmentir el cuerpo de la foto (cada quién, ya tendrá esta mujer que lidiar con sus propias batallas). Tal vez al aceptar tu imperfección puedas al fin ponerte esos pantalones que tanto quieres o usar ese crop top que compraste pero guardaste en el closet  o incluso este verano salir a la playa y que te valga madres si se te ve ese algo fuera de lugar, total si tú ya lo sabes y lo aceptas no tienes que demostrarle nada a nadie solo a ti. Así que, qué más da, total,  ¡ni las Kardashian son perfectas!